Vattenfall ha ganado una licitación para la construcción de dos parques eólicos marinos con una oferta récord de 60 €/MWh (67,33 $/MWh), un 20% menor que el récord anterior establecido por Dong Energy en julio. Esta baja oferta está apoyada por la ubicación de los parques eólicos, que están muy cerca de la costa en el Mar del Norte danés, lo que lleva a reducir los costes de las cimentaciones y el transporte. Esta oferta puede no ser la última palabra, dado que Vattenfall aún necesita la aprobación final del gobierno danés, que está considerando poner fin al apoyo a los parques eólicos marinos cercanos a la costa.

Si la aprobación es inminente, Vattenfall iniciará los preparativos finales para los parques eólicos, incluido el acopio de materiales, servicios, optimización y diseño final, con el objetivo de iniciar la construcción en 2019 y comenzar la producción de energía en 2020. Se espera que los proyectos tengan una potencia total de 350 MW y proporcionarán energía sostenible para 375.000 hogares una vez completos.

En otras noticias de la región, Innogy, la división de la eléctrica alemana RWE dedicada a energía renovable y servicios de red y comercialización al por menor se va a separar de su matriz, y anunciará planes para una oferta pública inicial para recaudar cerca de 2.000 M€ (2.2 b$). Se espera que la empresa, con sede en Essen, para publica que su intención de ofertar una participación del 10% en la empresa a través de una oferta pública inicial y también está considerando una oferta secundaria de acciones.

Las compañías eléctricas alemanas han comenzado a separar las plantas convencionales de sus iniciativas de energía verde en reacción al cambio del gobierno hacia la generación eólica y solar. La política ha perjudicado a la rentabilidad de las compañías tradicionales de servicios públicos y bajado los precios mayoristas de la energía. EON, por ejemplo, separo sus negocios de renovables, redes, y soluciones para el cliente, desde el resto de la compañía en enero de este año.

Mientras tanto, un grupo de 44 países de Europa se comprometió a participar en un mercado global de carbono para las líneas aéreas a partir de 2021. La Unión Europea, sus 28 estados miembros, y otros 16 países adoptaron una declaración política sobre las emisiones de la aviación antes de la reunión del grupo de aviación de Naciones Unidas del próximo mes. La Organización Internacional de Aviación Civil planea ponerse de acuerdo sobre cómo se cobrará las aerolíneas por las emisiones de carbono a partir de 2020. De acuerdo con la Unión Europea, las emisiones directas de la aviación representan aproximadamente el 3% del total de gases de efecto invernadero del bloque, con una gran mayoría procedente de los vuelos internacionales.

Los EE.UU. registraron un aumento del 43% en instalaciones de energía solar en el segundo trimestre. Esto fue debido a una ola de proyectos a escala comercial que se aprovecharon de la extensión del ITC federal. El ITC estaba programado para expirar en diciembre del año pasado, pero inesperadamente fue ampliado por el Congreso a finales de 2015 por otros cinco años. Los promotores añadieron 2.051 MW en el trimestre, frente a los 1.436 MW al año anterior, según la Asociación de Industrias de Energía Solar de Estados Unidos. Con 7,8 GW adicionales en construcción, está en camino de conectarse más potencia solar en la segunda mitad de este año de lo que nunca se ha puesto en marcha en un solo año, de acuerdo con esta asociación con sede en Washington.

Por último, en los mercados emergentes, Argentina ha despertado un enorme interés con su subasta de energía renovable celebrada el 5 de septiembre – más de seis veces la potencia de lo que podía aceptar. En respuesta, el ministro de Energía y Minas de la Nación, Juan José Aranguren, dijo a la prensa el interés “superó nuestras expectativas” y lo describió como una buena señal para los ambiciosos planes de energía limpia del país. El Gobierno licita la compra de 1.000 MW de energía renovable, pero recibió ofertas por 6.366 MW. Las ofertas ganadoras están programados para ser anunciadas en octubre, y Aranguren espera “firmar los contratos tan pronto como sea posible“. Actualmente el país recibe alrededor del 2% de su energía de fuentes renovables, pero tiene como objetivo un 20% en 2025.

Este artículo es un extracto del Week in Review de BNEF publicado el 13 de septiembre