Vestas: paso firme en su expansión en Latinoamérica

Hace tan sólo unos días, Vestas anunciaba unos resultados anuales récord en su historia. Con unos ingresos de más de 10.000 M€ y un beneficio neto de 965 M€ en 2016, un 41% más con respecto al año anterior, la compañía demuestra no te­ner parangón en la en la industria eólica. A pesar de la feroz competencia y los retos propios de la industria energética, Vestas se mantiene líder con 82 GW de capacidad instalada en 76 países en todo el mundo.

Latinoamérica es una de las regiones por la que Vestas está apostando más fuerte. Tras consolidar su liderazgo en mercados eólicos europeos más maduros como el italiano o el francés y conseguir situarse como el primer fabricante en capacidad instalada y número de nuevos pedidos en EE.UU. el año pasado, Vestas no da tregua y continúa liderando a nivel global una industria que, como afirma su Presidente Bert Nordberg en el informe anual de la compañía, liderará, “junto a otras fuentes de generación limpia, el futuro de la industria energética”.

 

En este contexto de crecimiento, Latinoamérica se ha convertido en una región clave. Durante los últimos años, muchos países del continente americano se han subido al tren de las renovables, promoviendo políticas verdes y apostando por mecanismos más eficientes, para asignar capacidad de suministro como son las subastas de electricidad. Este fenómeno ha propiciado que la mayor parte de los pedidos que se realizaron en 2016 se concentraran en el segundo semestre del año. Países como Chile, México, Brasil o Argentina, ce­lebraron subastas de energías renovables el año pasado y algunos de los proyectos ya otorgados aún tienen que materializarse. Leer más…

Artículo publicado en: FuturENERGY Enero-Febrero 2017