Wärtsilä ayudará a garantizar un suministro de energía fiable en las condiciones desafiantes de Hawái a través de tecnologías inteligentes

La energía limpia, segura e ininterrumpida se encuentra en el núcleo de la planta de generación Schofield de 50 MW de Hawaiian Electric. Wärtsilä ha firmado un acuerdo de asesoramiento operativo y de mantenimiento de la central eléctrica, ubicada en la isla de Oahu, a 40 km de Honolulu. El acuerdo ayudará a la empresa a maximizar la disponibilidad y la eficiencia de la central eléctrica.

Durante 10 años Wärtsilä proporcionará servicios de asesoramiento y mantenimiento que ayuden a garantizar la generación de energía fiable de la planta, que se utiliza principalmente para cubrir picos de carga. La central eléctrica de respuesta rápida aumenta la generación flexible de energía y ayuda a Hawai a alcanzar su objetivo de energía 100% renovable para 2045.

El acuerdo de asesoramiento operativo y de mantenimiento entre Wärtsilä y Hawaiian Electric Co. se ejecutó en mayo de 2018. Responde a una variedad de necesidades de Hawaiian Electric Company, desde soporte de mantenimiento, soporte técnico y reducción del tiempo de interrupción, a la vez que ayuda a controlar el coste.

El acuerdo abarca el soporte operativo, la planificación de mantenimiento, el mantenimiento mayor, las auditorías trimestrales, los servicios de ciberseguridad del Sistemas de Control Industrial y las piezas de repuesto originales programadas.

La planta funciona con biodiesel de ultra bajo contenido en azufre y diesel como combustible secundario y tiene la capacidad de usar biogás o gas natural en el futuro. La planta también proporcionará la capacidad de “arranque en negro”, que mejora la resiliencia en caso de desastres naturales como huracanes o tsunamis.

En Oahu, la capacidad instalada de los sistemas fotovoltaicos solares es la más alta per cápita de EE.UU. Por lo tanto, es crucial tener una capacidad de generación de arranque rápido que pueda responder a los cambios en la generación de energía eólica y solar. Los estándares de la cartera de renovables de Hawai requieren que la generación sea renovable en un 30% en 2020, 40% en 2030, 70% en 2040 y 100% en 2045. Las instalaciones de Wärtsilä ayudarán a la empresa a alcanzar esos puntos de referencia.