Wärtsilä se asocia con Capwatt en un proyecto de mezcla de hidrógeno verde en Portugal

Wärtsilä se asocia con Capwatt en un proyecto de mezcla de hidrógeno verde en Portugal

El grupo tecnológico Wärtsilä colaborará con el proveedor portugués de soluciones energéticas y productor de energía independiente Capwatt, en la prueba de una mezcla de hidrógeno verde y gas natural como combustible para la central eléctrica de Capwatt ubicada en Maia.

El proyecto comenzará en el primer trimestre de 2023 y tiene como objetivo probar mezclas de hasta un 10% de hidrógeno verde. La planta de cogeneración, que proporciona energía a Sonae Campus y la red eléctrica nacional, actualmente opera con un motor Wärtsilä 34SG que funciona con gas natural. Este será uno de los primeros casos en los que se utilice hidrógeno verde para reducir la huella de carbono de una central eléctrica existente de Wärtsilä alimentada con gas.

El motor Wärtsilä en la planta ya es capaz de operar con gas y hasta un 3% de hidrógeno. Para alcanzar el nivel objetivo de mezcla del 10 % para satisfacer las necesidades específicas de Capwatt, se realizarán modificaciones en el motor, así como en su sistema de control y en el sistema de automatización de la central. Capwatt tiene la intención de producir hidrógeno verde utilizando un electrolizador alimentado por energías renovables.

El proyecto está en línea con la Estrategia Nacional de Hidrógeno del país, que tiene como objetivo aumentar la participación del hidrógeno en el consumo de energía en un 5% para 2030 en el sector industrial. Durante la próxima década, el objetivo es tener una capacidad instalada de producción de hidrógeno de 2,0 a 2,5 GW, e inyectar entre un 10 y un 15 % de hidrógeno en la red de gas natural.

Capwatt cuenta con una cartera de plantas de cogeneración de cerca de 160 MW que puede beneficiarse del know-how de este proyecto, y que jugará un papel importante en la descarbonización de la demanda de energía térmica, permitiendo la transición energética de sus clientes industriales.

Wärtsilä está investigando varios combustibles sostenibles para proporcionar a sus clientes soluciones de futuro, para apoyar la transición hacia un futuro de energía 100% renovable y ayudar a descarbonizar el planeta. Desarrollar un motor que sea capaz de funcionar con mezclas de hidrógeno es un paso crucial para preparar las instalaciones existentes para el futuro.

Los motores Wärtsilä pueden funcionar con mezclas de hidrógeno/gas natural con hasta un 25 % de hidrógeno, y la compañía está trabajando para lograr un concepto de motor y central eléctrica que sea capaz de operar con hidrógeno puro para 2025. Wärtsilä ya cuenta con motores que funcionan exitosamente con una mezcla de gas natural e hidrógeno en una nueva central de prueba en alta mar en Singapur.